martes, 19 de abril de 2011

Bolívar y la bella Josefina



(Bolívar Don Juanesco)



     A raíz de la caída de la dictadura perezjimenista, me encontraba trabajando 
y estudiando en la capital de la República.

     En esos inicios de los  sesenta, asistí a una actividad cultural en homenaje a la heroína Josefina Machado. En dicha reunión se encontraban los parientes más cercanos, de manera especial, los hermanos Gustavo y Eduardo Machado Morales quienes para esa época eran unas de las figuras políticas y revolucionarias más relevantes.

     El acto se desarrolló con mucha emotividad, con ardor revolucionario y de sobremanera con mucha jocosidad, especialmente cuando le tocó cerrar la reunión al Dr. Eduardo Machado a nombre  de los familiares descendientes de la osada Josefina, quien provocó gran hilaridad entre el público presente, al señalarle en forma irónica al Orador de Orden, quien minutos antes se refirió a Josefina Machado como la novia del Libertador, que después de María Teresa, Bolívar nunca más tuvo novias.

     Josefina Machado era una de las linajudas representantes del mantuanismo caraqueño. Fue amante  del Libertador y lo acompañó en persona en los escenarios de la guerra en los difíciles años de la Guerra a Muerte (1.813, 1.814, hasta 1.816 inclusive), donde vivió momento heroicos y de terror con la presencia de Boves,la “Emigración a Oriente” y finalmente, la caída de la Segunda República.

     En fecha posterior la bella Josefina tuvo que ir al exilio donde pasa muchas penurias, como todas las familias patriotas que vivieron en el destierro dispersas por todo el área del Caribe y que para sobrevivir, sin prostituirse, buscan ganarse la vida realizando trabajos domésticos (de costureras, bordando, haciendo dulces y otros) o también exponiendo sus conocimientos artísticos cuando las contrataban para tocar el piano o el arpa en las fiestas de los embelesados nativos.

     Hacia el año de 1.818 Bolívar averigua que Josefina y su familia se encontraban en la isla de San Thomas y en seguida busca ayudarlas enviándoles dinero para que regresaran a Venezuela.



     Una vez en su país, nuestra protagonista se dirige a Angostura donde reanuda sus relaciones amorosas con el Libertador; pero los compromisos con la guerra, la preparación y llevar a cabo la Campaña del Sur y la creación de “La Gran Colombia”, le impidieron a Bolívar consolidar aquel pasaje romántico.

     A pesar de todos los tropiezos , la dama del Guarayra Repano trató de unírsele y estar a su lado durante la Campaña del Sur. Aprovecha entonces a un denso grupo de mujeres y soldados que se dirigían a la zona austral a incorporarse al ejército del Libertador; pero cuando ya iba atravesando los llanos apureños,la vida le jugó una mala pasada que le impidió seguir el viaje, al caer gravemente enferma en la población de Achaguas donde murió en 1.820, según parece, a su estado avanzado de gravidez, donde se dijo que parió un hijo cuyo destino se desconoce. Otros le achacan su muerte al paludismo que 
contrajo en la infectada depresión  llanera.






 Emmanuel P. Gonzalez Espinal
emplugones@hotmail.com




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada